#ChicChat: Iván Campaña


Siempre digo que una de las mejores cosas que me ha dado el blog es conocer gente. Personas con mis mismos intereses, o con otros relacionados, que son capaces de convertir su pasión de la infancia en su profesión y que luchan día a día por ello. Personas con una creatividad que sale a raudales y que hacen de lo que les rodea algo más bonito.

IvánCampaña (Huelva, 1981) es una de esas personas y a través de su firma, que lleva con orgullo su nombre, está persiguiendo día tras día su sueño. Tras estar como director creativo en varias firma dedicadas al mundo nupcial y de fiesta, consideró que su formación era la suficiente como para atreverse a andar su propio camino, de pasos pequeños pero muy seguros. “Iván Campaña ha crecido y avanza en un período de crisis, poco a poco sí, pero creo que llegaremos a buen puerto de este modo”.
Por su edad, este diseñador no ha conocido las épocas gloriosas de ventas masivas, de modo que no puede echarla de menos. Se ha curtido en estos años de carestía económica que hace que enganchar a un comprador sea casi una misión imposible, pero él tiene muy claro lo necesario para atraerlo hasta sus redes: “Ofrecemos un buen producto, una buena atención y conseguimos que el cliente se sienta a gusto con la prenda. Además, también tenemos exclusividad en los tejidos porque, aunque apostamos por los españoles, también compramos bastantes en las ferias internacionales de París. Es la calidad en todos los sentidos posibles, no solo de palabra, sino de percepción, porque al cliente puedes decirle lo que quieras, que lo importante es que se ponga la prenda y sienta la comodidad y la calidad de la misma”.


Me llama la atención esa expresión de apuesta por el made in Spain. ¿Realmente se valora el producto hecho en España o es simplemente una etiqueta que nos han intentado vender desde arriba? Iván tiene muy claro que es algo real por lo que hay que apostar, ya que “la competencia exterior es muy dura”. Competencia que también viene desde dentro, una división entre el norte y el sur al que cree que le falta unidad. “Aparentemente hay unión, pero eso no es así, porque no es lógico que existan diseñadores con proyección en Sevilla y que los profesionales del territorio no se conozcan entre sí. Así no se proyecta la realidad de la moda andaluza”.
Precisamente le pregunto por qué derroteros cree él que va esta moda hecha en el sur. Y su respuesta me sorprende: tiene una gran confianza en la labor de los jóvenes diseñadores, a los que apoya en todos los sentidos ya que, al fin y al cabo, el también pasó por ahí. “La cantera de jóvenes diseñadores viene pisando muy fuerte: están muy formados, tienen acceso a una gran cantidad de información con solo un clic que antes solo podíamos tener viajando y esto hace que la maquinaria siga girando: por eso sus diseños dan un giro de tuerca a lo que ya está hecho, saliéndose del típico clasicismo andaluz”.


Como buen profesional, el hecho de que cada vez haya más personas dedicándose a esto a pesar de la mala coyuntura económica no le asusta: “nunca he visto nada negativo en el hecho de que haya nuevos profesionales que nazcan. Eso nos empuja a no acomodarnos y a seguir luchando”.
La clase y la elegancia que se desprenden de las palabras de Iván se plasman igualmente en unos diseños de líneas puras que envuelven a la silueta de la mujer. No importa si se marca o no la cintura, algo que depende de la colección, porque el leitmotiv a seguir siempre es el ensalzar la feminidad, destacando sobre todo las espaldas, una de las debilidades del diseñador porque “tienen algo especial”. Pero el hecho es que cualquier cosa puede inspirarle porque lo que realmente despierta su instinto creativo es “la persona en sí, porque la visualizo con las formas y los colores que creo que le van a favorecer”. Las colecciones son otra cosa y confiesa que, al ser tan inquieto, va almacenando todo lo que se le ocurre para después rescatar aquellas que le parecen más adecuadas y que siguen un hilo conductor: “las dos últimas colecciones han estado inspiradas en ciudades, una más cosmopolita como es Nueva York y otra más chic y glamourosa como es París y para esta próxima no sé si seguiremos con la temática de los lugares o si nos decantaremos por una época, jugamos mucho con las escenas”.
Si esas son las mujeres que él imagina en sus colecciones, ¿cómo son las clientas que se acercan a su atelier de la calle Imperial en Sevilla? “El perfil es muy variable; van desde los veinte a los sesenta y cinco años y de cualquier clase social aunque lo que ofrezcamos sea un producto de lujo, porque son mujeres que vienen buscando un diseñador concreto y un vestido para una ocasión especial. Es algo que me hace sentir muy contento”.
Haciendo colecciones y diseños a medida, es inevitable preguntarle dónde se sitúa esa línea que separa la creatividad de lo comercial y que se sabe que va a funcionar entre el público. “Es una línea muy complicada de dibujar, más bien ondulada”, contesta entre risas. “Pero esa ondulación es la que te permite que entre y salga la creatividad, aunque por supuesto también están esas piezas que sabes que nunca van a llegar a comercializarse pero que te dan imagen de campaña y de firma”.


A construir esa imagen de firma también ha contribuido con un buen empujón el hecho de que celebrities como Paula Echevarría o Inma Cuesta hayan caído rendidas a sus pies y lo elijan sin dudar para pisar la alfombra roja, aunque también para el día a día. “Para mí es un orgullo y disfruto mucho, con unas más que con otras como es lógico, pero no es un mundo que me obsesione. A mí lo que me gusta es la gente humana y cuando tenemos que hacer un trabajo común, esa ‘divinidad’ tiene que desaparecer”.
Sin embargo, con lo que más disfruta Iván sin lugar a dudas es vistiendo a una novia. “Me encanta por lo que se vive, porque tiene una ilusión tremenda y te hace partícipe de todo el proceso, te otorga un papel relevante en un día tan especial para ella… Compartes muchas cosas, muchos momentos, muchas conversaciones y estás acompañándola y asesorándola hasta el último momento, tanto que por el trato y la cercanía se termina entablando una relación casi de amistad”.



Bellas palabras que dejan claro que su trabajo es su pasión y que ama lo que hace, hasta tal punto que no le importan las circunstancias. Constancia y cariño para crear productos de lujo y de calidad que tienen un exitoso presente y futuro más que asegurado.

4 comentarios:

  1. que vestido de novia mas espectacular

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta entrada. Qué descubrimiento!!!!
    Bss!!

    http://unodeabrilbyinlor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. que bonito texto para el. y estoy completamente de acuerdo!

    NEW OUTFIT IN MY BLOG: COLORFUL
    http://showroomdegarde.blogspot.com.es/2014/05/colorful.html

    ResponderEliminar

 

Facebook

Twitter

Meet The Author

¡Hola! Soy María José, periodista que vive en Sevilla, community manager y mente inquieta loca por la moda que no para ni un segundo.


Low Chic es un blog de moda en el que encontraréis mis looks diarios, ideas útiles para combinar prendas de una forma sencilla, vídeos de belleza y maquillaje, tendencias adaptadas al día a día y reseñas de eventos y desfiles, además de #lowreflexiones. Un lugar en el que, como en mi mente, cabe todo lo relacionado con la moda, un mundo maravilloso... que se puede disfrutar sin dañar el bolsillo.


Si queréis contactar conmigo, podéis escribirme un email a lowchicblog@gmail.com