Blogueras al rescate

Hace poco, Alejandro Becé, del blog Escaparatemoda, escribió una muy buena entrada comentando el fenómeno “famosa-revista de moda”. La tendencia que comenzó Anna Wintour colocando a celebrities en la portada de Vogue continúa vigente hoy día y, de hecho, se actualiza, como bien dice Alejandro, otorgándoles espacios propios en el interior de las mismas mediante columnas o colaboraciones de estilista o bien en las versiones digitales con sus blogs. La media de visitas se dispara por varios factores y a las publicaciones de moda la inversión le sale más que rentable.

Tal es la eficacia de este sistema, que tiene su adaptación ya más que conocida en el mundo de la blogosfera: las marcas que recurren a blogueras para relanzar su imagen.
Todos sabemos cómo comenzó esto: los clientes ya no confiaban en la publicidad tradicional e Internet se presentaba, y de hecho es, el único medio que sigue experimentando un crecimiento de usuarios y, por lo tanto, el invertir en él publicitariamente hablando sí es rentable. Pero si además entran en juego personas, mujeres en su mayoría, que tienen acceso directo a la confianza y gustos de un nicho de público muy concreto… El sueño de cualquier empresa, ya que constituye un estudio de mercado casi gratuito si se compara con los costes habituales.
El conocido product placement que nos llamaba la atención en las series de televisión por artificial, es bastante habitual en los blogs, aunque la forma de incluirlo varía de blogger a blogger. Y no es algo negativo, mientras realmente se aprecie y confíe en el producto que se publicita, sin dejarse llevar por el dinero fácil o por el regalo de la prenda sin más.
Sin embargo, esto no termina aquí: ya no solamente se muestran prendas regaladas, sino que, en algunos casos, se cobra por ello, por tener el banner (que al fin y al cabo sigue siendo publicidad “tradicional”) o por redactar un post patrocinado, tema que debería ir aparte porque ¿acaso se distinguen normalmente, a no ser que se indique específicamente, que esos post son patrocinados? Porque eso, yendo a la deontología periodística, está totalmente desaprobado. Claro que las blogueras no son periodistas, aunque cabría preguntarse si por dedicarse al mundo de la comunicación y erigirse líderes de opinión no deberían seguir una serie de pautas profesionales y éticas como es el hacer distinción entre publicidad e “información”, o mejor dicho, de opinión desinteresada.
Ahora, lo que más se lee por los blogs es que las blogueras son designadas embajadoras de las marcas. ¿En qué consiste exactamente ese trabajo? Teóricamente, en ejercer un servicio de relaciones públicas y ayudar a crear una buena imagen de marca ante su público, o al menos así es como lo entiendo. Pero, de nuevo, ¿dónde está ese límite entre las relaciones públicas y la publicidad simple? ¿No debería delimitarse, como entre la publicidad y la opinión desinteresada, una línea más clara para ser más honesto y veraz con el público?
Ejercen de modelos, diseñan colecciones de calzado, complementos o ropa para firmas, acuden a eventos en representación de la marca, la publicitan en sus posts… Algo totalmente lícito y un buen trabajo, por qué no decirlo, pero con el que, como suelo decir, hay que tener especial cuidado: no hay que olvidar que, ante todo, son blogueras (puesto que es su profesión) y ya ocupan un lugar muy destacado en el imaginario de gran parte del público y tienen una gran influencia, de modo que, por favor, siempre siempre con responsabilidad, honestidad y sentido común.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Facebook

Twitter

Meet The Author

¡Hola! Soy María José, periodista que vive en Sevilla, community manager y mente inquieta loca por la moda que no para ni un segundo.


Low Chic es un blog de moda en el que encontraréis mis looks diarios, ideas útiles para combinar prendas de una forma sencilla, vídeos de belleza y maquillaje, tendencias adaptadas al día a día y reseñas de eventos y desfiles, además de #lowreflexiones. Un lugar en el que, como en mi mente, cabe todo lo relacionado con la moda, un mundo maravilloso... que se puede disfrutar sin dañar el bolsillo.


Si queréis contactar conmigo, podéis escribirme un email a lowchicblog@gmail.com