Las blogueras que no amaban a sus seguidores

Hace unos días encontré esta noticia, que no había leído en su momento. En ella se explica lo que es el fenómeno wardrobing, consistente en el comprar una prenda, usarla y posteriormente devolverla. Automáticamente se me vino a la cabeza una escena de Gossip Girl en la que Jane, una chica que entró como enemiga de Serena, volvía a colocarle la etiqueta a la ropa que utilizaba para devolverla, porque no podía permitírsela. Aparentar que se tiene más, estafar para falsearse una identidad y estar en un estrato social que no le "correspondía".
Esto quedaría solamente en anécdota si no fuese porque cada vez más firmas de moda se están volviendo más y más precavidas con este tema. Y ahora me pregunto: ¿cuantísimas personas lo hacen para que tomen esas medidas? Y si las blogueras entran en la ecuación, ya tenemos la polémica servida.
Desde hace un tiempo, por Internet se rumorea que muchas bloggers de éxito acuden a la técnica del wardrobing para tener un contenido (bueno, contenido no, los modelitos) más variado. Pero esto cobra cada vez más fuerza cuando a alguna se le transparenta la etiqueta o se deja la pegatina en las gafas de sol. Es más, según he podido saber, las hay que incluso se vanaglorian de hacerlo, mostrando orgullosas las etiquetas en el evento de turno. 
Aviso: ahora viene el momento en el que me indigno.
¿¿En serio?? ¿¿A dónde vamos a llegar??
Dejando de lado que esta práctica en general está en el límite de lo legal, que supone millones de pérdidas para las empresas y que creo que la mayoría lo considera amoral… Se supone que los blogs mostraban a chicas normales combinando su ropa con acierto, con estilo, sacándole partido a las prendas. Daban ideas reales, auténticas, que se pierden por completo si se falsean los post, si se miente.
Sí, para mí esas blogueras están mintiendo descaradamente a sus seguidores. Éstos confían en su criterio y ellas, a cambio, les muestran una supuesta realidad construida a base de engaños y devoluciones en vez de ser honestas. “Esto es lo que soy, esto es lo que tengo y esto es lo que me pongo”: esa era la fórmula de los blogs, ese era el espíritu con el que nacieron. Debían ocupar el espacio que quedaba entre las revista de moda especializadas y el gran público, cumpliendo una función divulgativa, aportando algo nuevo que las revistas no podían/querían: ideas simples para sacar el máximo partido al armario.
Para ver estilismos de lujo en los que no se repiten prendas y que en muchas ocasiones son imposibles, se acude a los editoriales de moda, porque se sabe lo que se va a encontrar. Allí se va para soñar. En cambio, el público sigue entrando en los blogs para escuchar la voz de una persona, creyendo que va a encontrar algo real, veraz, cercano, honesto. Y si esto falla, la esencia de los blogs se pierde por completo.
Hoy día ya suficientes poderes públicos nos toman por tontos como para que encima lo hagan también personas por las que muchos llegan a sentir admiración. Lo mismo vamos a tener que pedirles a las blogueras un sistema de transparencia y que fotografíen sus armarios para ver que efectivamente tienen toda esa ropa (¿o falsearían también las fotos?).
Fin de la indignación.
Más calmada, espero que este post os haga reflexionar un poco  ;) El estilo no es solamente combinar bien las prendas: es tener la clase para no fingir que son tuyas y devolverlas una vez usadas.
¡Un beso!

2 comentarios:

  1. ¡Olé! Más que de acuerdo contigo, me parece muy rastrero tener que hacer eso.
    en fin, me has quedado sin palabras con tu opinión. ¡Muchos besos!

    www.roperodenataly.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este post! Estoy de acuerdo contigo, no se trata de enseñar lo que ya nos enseñan las revistas sino de mostrar el estilo propio y saber combinar, dar ideas y no mostrar todas lo mismo.. que es lo que esta pasando.
    Yo ya conocía esa técnica, porque he trabajado en Zara y las propias dependientas lo hacían y las encargadas se colocaban en alguna ocasión el modelito y después se volvía a colgar allí para venderlo...

    ResponderEliminar

 

Facebook

Twitter

Meet The Author

¡Hola! Soy María José, periodista que vive en Sevilla, community manager y mente inquieta loca por la moda que no para ni un segundo.


Low Chic es un blog de moda en el que encontraréis mis looks diarios, ideas útiles para combinar prendas de una forma sencilla, vídeos de belleza y maquillaje, tendencias adaptadas al día a día y reseñas de eventos y desfiles, además de #lowreflexiones. Un lugar en el que, como en mi mente, cabe todo lo relacionado con la moda, un mundo maravilloso... que se puede disfrutar sin dañar el bolsillo.


Si queréis contactar conmigo, podéis escribirme un email a lowchicblog@gmail.com