Lady lord: un dandy con muchas curvas


El mundo de la moda siempre se ha propuesto ensalzar la figura femenina. Es más, hay pocas mujeres que no sientan el efecto beneficioso de un conjunto favorecedor: el ánimo sube automáticamente y la confianza en una misma aumenta hasta límites insospechados. 
Los revival son muy habituales temporada tras temporada, confirmando así ese “todo vuelve”, premisa tan propia de sabias madres y abuelas. Décadas anteriores en las que, marcando cadera o cintura, con líneas más ajustadas o lánguidas, más recargadas o minimalistas, siempre se realzan las curvas propias del cuerpo femenino. Pero este próximo otoño-invierno, la máxima será la ambigüedad.

Sombreros dandy, corbatas, tejidos de tweed o de raya diplomática, pantalones de pinzas, blazers de grandes dimensiones, abrigos tres cuartos... piezas que bien podrían pertenecer al armario de cualquier hombre pero que las mujeres pueden tomar con total libertad, dejando de lado la reivindicación de las formas que las caracterizan y jugando (al fin y al cabo, una de las mejores facetas de la moda) a transmutarse y explorar los límites de su estilo. Ellas llevarán los pantalones, nunca mejor dicho. Y si es con pinzas y de influencia british, todavía mejor.
Como sucede con todas las tendencias (por suerte), ésta también puede degustarse en versión total look con los trajes de sastre, que viven una segunda edad de oro tras la década de los años noventa, o diluida en pequeños toques que darán un contrapunto divertido y masculino a looks de aire más femenino.
Así, podremos ver trajes de dos piezas, compuestos por pantalones de pinza de tiro alto y americanas, en tejidos y cortes más clásicos (rememorando a un auténtico lord inglés) o con un aire más depurado y minimalista, siguiendo el estilo que un día impuso Calvin Klein. ¿Un plus para estos últimos? El color blanco, que se niega a irse junto con el calor  o las rayas.

Si la opción de traje y camisa es demasiado arriesgada, se pueden elegir algunos complementos, como corbatas, sombreros, relojes y, sobre todo, zapatos, preferentemente en tonos oscuros. Harán una buena pareja con faldas de corte evasé, blusas con lazadas de aire lady o, por qué no, los vestidos más femeninos. 
Asaltar los armarios de los hombres que se tengan más cerca este invierno será la clave para darle el toque de moda a los looks que abrigarán unas preciosas (y semi ocultas) curvas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Facebook

Twitter

Meet The Author

¡Hola! Soy María José, periodista que vive en Sevilla, community manager y mente inquieta loca por la moda que no para ni un segundo.


Low Chic es un blog de moda en el que encontraréis mis looks diarios, ideas útiles para combinar prendas de una forma sencilla, vídeos de belleza y maquillaje, tendencias adaptadas al día a día y reseñas de eventos y desfiles, además de #lowreflexiones. Un lugar en el que, como en mi mente, cabe todo lo relacionado con la moda, un mundo maravilloso... que se puede disfrutar sin dañar el bolsillo.


Si queréis contactar conmigo, podéis escribirme un email a lowchicblog@gmail.com